derf.com.ar    Lecturas hoy: 193425

     




Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

SANTA FE: DESTACADAS


Fuerte reproche de Silberstein a Legislatura



Fecha: 12/07/2018   15:45

  “Los menores no pueden ser juzgados porque el Senado no aprobó el Código”




El ministro de Justicia cuestionó la demora de la Cámara Alta de sancionar dos instrumentos legales. Pullaro había pedido juzgar como mayor al joven de 17 años que mató a un estudiante de Murphy en la ciudad de Rosario.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein, afirmó que hoy los menores punibles no pueden ser condenados en la provincia de Santa Fe porque el Senado no terminó de sancionar el Código Procesal Penal Juvenil y también acusó de mora a ese cuerpo por la no aprobación del Código de Faltas. Silberstein habló con El Litoral a propósito de expresiones de su par de Seguridad, Maximiliano Pullaro, quien afirmó que el adolescente de 17 años detenido y acusado de asesinar a Juan Carlos Ibáñez, un estudiante de ingeniería en un departamento de Rosario, “tiene que ser juzgado como mayor”. Pullaro afirmó que “la Policía de Investigaciones hizo mucho. Y en función de la charla que tuvimos con los hermanos de (Juan Cruz) Ibáñez el lunes, logramos detener al autor del asesinato. Es un menor, pero estoy convencido de que por el delito que cometió tiene que ser juzgado como mayor”. El crimen del estudiante de ingeniería, oriundo de Murphy, fue el pasado 29 de junio y conmovió a esa localidad y al sur santafesino.

Para Silberstein el tema es muy grave y exige que el Senado termine de sancionar el Código y que los jueces interpreten bien las leyes.

“Respecto a la posibilidad de juzgar a los menores con leyes de mayores, creo que el ministro Pullaro se refirió a lo que él estima que debería ser, un deber ser, pero para ello se debería reformar la ley de fondo, bajar la edad de punibilidad que es un debate del Congreso de la Nación. La pregunta la formularía desde otro ángulo. Estamos hablando de un chico que mató de manera aberrante, con saña a otro joven que tenía todo para dar. La afirmación es ‘debe ser juzgado’ pero el gran problema, gravísimo, que tenemos en la provincia de Santa Fe es que los menores hoy no son juzgados”, señaló. “No hay Código Procesal por el cual se los pueda juzgar” recalcó.

“Hoy la Cámara de Senadores tiene el Código Procesal Juvenil aprobado por Diputados con las sugerencias que hizo el Ejecutivo y no lo está considerando, al igual que el Código de Faltas. Nos encontramos con un problema muy serio”. Más aún entiende que “Pullaro quiere que se juzgue al menor y no hay Código para hacerlo. La gente debe saber esto”, reafirmó molesto con la situación.

Para el ministro de Justicia, “al hecho de que menores privados de su libertad en establecimientos de puertas cerradas -se usa ese eufemismo- no tienen condena. Este es el gravísimo problema. El segundo problema es la interpretación que vienen haciendo los jueces. No hace falta reformar leyes, es la interpretación que muchas veces hacen los jueces de las leyes vigentes” y enseguida ejemplifica: “si usted pudiera condenar a un menor por un homicidio, la normativa nacional establece que por ser menor se le atempera la pena y por lo tanto se lo juzgaría por tentativa de homicidio. El homicidio prevé penas de 8 a 25 años y la tentativa de 4 a 12 años. Un juez en virtud de lo aberrante del crimen, podría condenar a 12 años, una condena seria, sin reformar una sola ley. Con un Código Procesal Penal Juvenil y aplicando la ley nacional este menor o casos similares podría tener una pena de diez años o más”.

Contra la Legislatura

Al titular de Justicia le llama la atención que Senado no haya aprobado el Código Procesal Penal Juvenil ni el Código de Faltas. “Hay cuestiones que tienen que ver con políticas de Estado, si en Argentina no aprendemos que hay cosas que trascienden la lucha política y que primero debe estar la ciudadanía no vamos a poder tener nunca una democracia madura. La no aprobación del Código Procesal Juvenil afecta a la ciudadanía de los departamentos de los senadores que se oponen. No es que afecta al gobierno actual, perjudica a los vecinos”, recalcó.

También advirtió sobre la cantidad de faltas que no pueden ser juzgados por la falta de aprobación del Código. Se refiere a la portación de armas blancas, riñas, peleas de barras en el fútbol, etc. “Esto daña a la gente y la política sirve en la medida en que podamos mejorarle la vida a la gente”.

Silberstein reconoció que las leyes demandan debate, que no se pueden ni deben aprobar de un día para otro pero recuerda que ambos códigos vienen discutiéndose desde la gestión de Antonio Bonfatti. “Los papás de este chico piden que se juzgue y posiblemente hoy en estas condiciones es muy difícil que se los juzgue porque no hay Código Procesal. La gente lo debe saber”.

Pero el ministro va más allá y cuestionó lo que llama “un ingenuo agnosticismo punitivo” de algunos jueces que consideran un simple abuso de armas el tiroteo a la casa donde vivió un magistrado, o de amenazas cuando se tirotean viviendas para quedarse con la zona; o se permite que los reclusos por tráfico de drogas estén un mismo pabellón por vía de habeas corpus, o se deja el ingreso a penales sin límites de peso. “Cuando ocurren estas cosas los jueces están complicando la situación ya de por sí complicada que después se les vuelve en contra porque generan un nivel de impunidad en estos sectores que no tienen límites y se sienten con derecho de hacer cualquier cosa”.

También sumó a la queja la demora de Diputados en votar los cambios en el Código Procesal Laboral que está en la Comisión de Asuntos Laborales. “No me pregunte por qué está estancado. El texto tiene apoyo de los cinco colegios de Abogados, del Colegio de Magistrados, de la Corte, sin embargo no sale de la comisión. Espero que no ocurra lo mismo con el Código Procesal Civil y Comercial que queremos actualizar”.

La sociedad debe saber donde están las responsabilidades. Cada poder tiene las suyas y debemos ponernos el sayo que nos corresponda”. Ricardo, ministro de Justicia y Derechos Humanos.

Antecedentes

El 29 de junio, Juan Cruz Ibáñez, un estudiante de ingeniería vecino de Murphy, fue asesinado en su departamento de Zeballos al 2100 en la ciudad de Rosario. La investigación policial permitió detener a Lucas O., cuando intentaba huir hacia el Chaco cuando era buscado como principal sospechoso del homicidio. Seguridad informó que Lucas tenía 13 años cuando el 9 de julio de 2014 ingresó por primera vez a la comisaría 2ª de Rosario por una tentativa de hurto. Luego y por distintos delitos fue detenido otras nueve veces aunque nunca tuvo pedido de captura.



Fuente: 12 de julio de 2018 (notife)


TAGS:::







SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados