derf.com.ar    Lecturas hoy: 33366

     


Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

TURISMO Y ESPECTáCULO (ER)


Adiós a una voz que no claudicó en sus convicciones



Fecha: 05/02/2018   09:54

El cantante de la banda paranaense Acólitos Anónimos, falleció en la madrugada del viernes, Ramiro Maradey será recordado por su compromiso y coherencia que tiene su legado más claro en el CD Pulpo






Para muchos, que lo veían pasar a horarios inverosímiles –digamos `dos y pico´ de la tarde, en plena siesta - era un tipo fuera de lo común. Con sus rulos entrecanos, anteojos para sol, bermuda o jean según el caso, infaltables zapatillas, el flaco recorría las calles del centro y algunos barrios con su mochila. Siempre con los auriculares, que lo vinculaban a un universo de sonidos, y su latita, que degustaba a pequeños y espaciados sorbos.

Para otros tantos, que lo conocían un poco más, era el cantante, la voz líder y la cara más visible de `Acólitos Anónimos´, la banda de rock que lo tuvo como integrante fundador -en enero de 1989, hace 29 años- junto a su hermano, Rolo y a su par en la música y amigo de siempre, Julio `Corcho´ Soñez.

Ramiro Maradey, de él se trata, murió ayer a la madrugada, a consecuencia de una dolencia que operó de modo fulminante y doblegó sus fuerzas físicas en pocos días. Su partida, sin demasiado tiempo para despedidas, se dio en la madrugada del viernes, a los 48 años.
Fue una voz que no claudicó en sus ideales.

En tres décadas de trayectoria recorrió un camino que inició en la infancia; en la escuela Osvaldo Magnasco. Allí despuntó la música y se ganó un lugar entre los `revoltosos´ de su grupo.

Fue parte de una generación que vivió su adolescencia en el reverdecer democrático y conoció el rock nacional en ese momento de efervescencia, con jóvenes pugnando por sumarse a participar en distintos ámbitos y sectores, como los movimientos parroquiales, que integró junto a amigos del barrio.


COMPROMISO VITAL

Como tantos más aprendió sus primeros acordes leyendo la revista `Cantarock´. Así conoció los éxitos de `Pedro y Pablo´, `Sui Generis´, Baglietto, Lerner, Virus, Spinetta, entre otros. Por esos años, se reunía cuando su madre no la ocupaba, en una peluquería ubicada en la casa familiar de calle Santiago del Estero. Con lo que había a mano se improvisaban los primeros recitales. Fue allí donde, aseguran, empezó todo. Como un juego; que se convertiría con el tiempo en un proyecto de vida al que se entregó con pasión.

Desde aquellos días se hizo visible con esas primeras experiencias que luego devendría en `Acólitos Anónimos´, nombre que con humor e ironía sintetiza parte del derrotero existencial de ese grupo de adolescentes en Paraná de los primeros años de los 80.

Su paso por la universidad lo nutrió de un bagaje teórico, conceptual y político que lo marcarían en el análisis de la coyuntura, y que trató de reflejar con los hechos en su propia vida.

En abril del 89 `Acólitos´ grabó el primer demo compuesto por dos temas: “Amor Imaginado” y “Si pudiera contarte”; y fue difundido por las emisoras de radio locales y que le dieron la oportunidad de hacer conocer su música. La buena recepción alentó a la banda a preparar sus primeros conciertos en Paraná y en el interior de Entre Ríos y Santa Fe.

En los 90 llegaron algunos reconocimientos y giras. A fines de esa década comenzó un viraje decisivo que tuvo como momento destacado el primer album de la banda, `Acólitos Anónimos´, en 1997. Luego llegaron `Lobos´, en 2001 e `Insano´, en 2006, este último con la participación de Ricardo Tapia (Mississipi Blues Band) como productor. Tapia, que reconoció la valía del grupo, había fichado a los paranaenses en dos míticas visitas de éstos al Cavern Club, en CABA, en 2001 y 2004.

La discografía se completó con `Pulpo´, su trabajo conceptualmente más maduro, presentado en 2016 como “un manifiesto de 10 tentáculos sonoros y testimoniales de la historia reciente de nuestra Argentina”. Allí Ramiro volcó su experiencia de militancia y plasmó claramente su enfoque político y social con una crítica frontal al neoliberalismo.

ESTILO PROPIO

Si algo caracteriza la producción de Ramiro y los `Acólitos´ fue la búsqueda por contar y cantar con una identidad propia, de neto corte urbano, que exploró caminos diferentes a la estética folclórica y costumbrista que caracteriza el desarrollo del cancionero en la provincia. En ese esfuerzo –duro e intenso camino de aprendizaje de tres décadas- se consumió su deseo.
Falleció Ramiro Maradey, el cantante de Acólitos Anónimos
Acaso las palabras de despedida –en nombre de toda la banda y de la familia del músico- que su hermano en la música, Corcho Soñez, escribió ayer expresen ese espíritu inconformista, rebelde, que luchó por el reconocimiento del trabajo del músico y de que éste pudiese vivir dignamente de lo que hacía.

“La peleó como un león hasta el último aliento y estamos orgullosos de eso, nunca hubiéramos esperado menos porque siempre fue así”.


Ramiro Maradey expresó con su voz una personalidad que no claudicó en sus convicciones y las sostuvo con consecuencia.



 



Fuente:  05 de febrero de 2018 (Eldiario/Derf)










Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados