derf.com.ar    Lecturas hoy: 158123




     


Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

TURISMO Y ESPECTáCULO (ER)


“Aunque parezca raro”, una historia con clima del litoral



Fecha: 29/01/2018   11:38

En su primera función del año, El Club de Cine apostó por una comedia independiente regional, dirigida por el Ariel Gaspoz y escrita por Marcos Barberis y Belisario Ruiz






La vida es sueño. Será por eso que Aunque parezca raro es una historia profundamente onírica. Tanto como el calor agobiante típico de nuestro litoral.

Antonio (Javier Bonatti) trata de pasar su siesta en la fantástica compañía de una hermosa mujer; pero lo despiertan dos señoras que le traen de visita una milagrosa virgen.

Parece que no tiene suerte nuestro protagonista, porque la estatuilla se le rompe y entonces debe salir a la calle para reponer la imagen sagrada antes que vuelvan por ella.

En su recorrido se cruzará con extraños personajes y situaciones insólitas, pero también con la mujer de sus sueños, por lo que su búsqueda será doble. Con esta comedia local filmada entre Santa Fe, Paraná, Colonia Avellaneda y Cayastá, dirigida por Ariel Gaspoz y escrita por Marcos Barberis y Belisario Ruiz, el Club de Cine retoma sus funciones mensuales en el Cine Rex.

La película se exhibió, con buena respuesta, durante la doble función del jueves y viernes pasado y El Diario conversó con el realizador santafecino y el guionista paranaense sobre el extenso recorrido que va de la idea al producto final cuando se encara una obra independiente.
Proceso
Para que Antonio pueda soñar en la película, fue necesario que otros cultivaran sus propias ilusiones durante varios años, desde fines de 2009 hasta el 2015.

“Quiero rescatar que cuando uno sueña algo y se esfuerza porllevarlo adelante es posible lograrlo, con la ayuda de los amigos”, dice Ariel Gaspoz, en referencia al proceso de rodaje.

Gaspoz explica que el largometraje tiene como semilla un corto que terminó siendo la primera escena: “cuando estábamos leyendo el guión para el corto dijimos “¿Qué pasa si le abrimos la puerta al personaje y que salga a la calle a buscar algo?”; de ahí se fue armando”.

El elenco se formó entre amigos y conocidos. Luego, sin éxito, intentaron conseguir financiamiento enviando el proyecto a varios concursos.
“No fue seleccionado en ninguno, pero decidimos hacerlo igual”, señala el realizador. Entonces nació Altrove Cine, la productora formada por los guionistas y el director, que usaron sus ahorros como combustible para aceitar los engranajes de la filmación.

El equipo de técnicos quedó integrado por profesionales de la realización audiovisual que se entusiasmaron con la idea y trabajaron ad honoren, filmando los fines de semana cuando todos tuvieran disponibilidad.

“Las únicas jornadas extendidas que tuvimos fue que enganchamos una semana santa, cuatro o cinco días de corrido”, repasa. Al momento del montaje, sin dinero, el asunto quedó interrumpido prácticamente durante dos años. Surgió la posibilidad del financiamiento colectivo y colgaron el proyecto en la página “Panal de ideas”.

Así, mediante la técnica del Crowdfounding, lograron terminar la posproducción de imagen y sonido. “Con la ayuda de un montón de amigos y gente desconocida llegamos al monto que pretendíamos. Terminamos la película y la estrenamos en 2015 en el Cine América de Santa Fe y al mes siguiente en La Vieja Usina de Paraná. La gente la recibió muy bien porque además es una comedia, un género difícil de hacer y que en Santa Fe no se ha cultivado demasiado”, comenta Gaspoz.
Transposición
“Para mí, que no tenía experiencia audiovisual, fue sorprendente la transposición de eso que era un texto escritoque, a partir del trabajo de mucha gente, fue cobrando distintas capas”, comparte Belisario Ruiz, el guionista y comediante paranaense.

“Hubo cosas que dejamos afuera porque no las pudimos llevar a la práctica con la producción pequeña: ciertas escenas que implicaban cuestiones grandilocuentes que tuvimos que adaptar, así que también hubo un procesos de reescritura sobre la marcha. Pero también hicimos otras que ni siquiera pensamos que podíamos llegar a lograr. Una idea inicial más bien plana, de texto, se transformó en un producto que es la suma del trabajo, sacrificio y amor. Fue sorprendente. Hacer cine de calidad con pocos recursos no es fácil. Hay mucha distancia ente la idea inicial y el trabajo final.”, agrega.

“La escritura compartida es parte de mi costumbre. Trabajar en grupo la labor creativa, siempre a partir de encuentros con otras personas, con energía amistosa. Los resultadosnos gustaron mucho a Marco Barberis y a mí. Fue una experiencia muy enriquecedora”, relata.
Litoral
“La historia que contamos es del litoral, de acá, de la zona, con el relieve, el territorio y la idiosincrasia que nos caracteriza. Hicimos una única ciudad con fragmentos de Santa Fe, Paraná, Colonia Avellaneda y Cayastá. Para el que conoce, son reconocibles; pero si no hay una continuidad: el personaje viene caminando por Santa Fe y a la vuelta de la esquina está en Colonia Avellaneda. Es un continuo, una manera de mostrar el contexto desde el arte”, dice Belisario.

“Por las maneras de hablar y los modos de las personas creemos que es una historia netamente de acá, del río, del calor, de la humedad, de nuestros ritmos, nuestros tiempos a partir de lo climatológico y lo territorial, que son motores de la película. La idea es mstrarnos a nosotros, como nos vemos”, desarrolla el guionista, ex integrante del grupo de humoristas locales Los Tocomochos.
Un puente hacia el otro
“Siempre fue bien recibida la película y Paraná no fue la excepción. El público se ríe, hace comentarios, se divierte, se emociona. Es lo que pudimos observar que sucedió, en las proyecciones de jueves y viernes, creo que la gente se enganchó con la historia, que para mí está buenísima, y que es de amor. Nosotros pensamos que es lo único que nos va a salvar dentro de todo esto malo que nos está pasando día a día”, opina Ariel Gaspoz.

“Desde mi punto de vista como comediante, a mí me sorprendió mucho para bien ver que lo que nosotros habíamos considerado como un humor muy sutil, subterráneo, de bajo perfil, se representaba en reacciones espontáneas que terminan con aplausos”, añade Belisario Ruiz.

Ambos acompañaron las proyecciones de la semana pasada y hasta conversaron con el público sobre la obra. Sobre los motivos que fundamentaron este tipo de encuentro con el público, Belisario Ruíz dijo: “Principalmente, como artista, cuando un hace y muestra algo siempre es un riesgo, pero lo hace porque espera que eso llegue al otro. El desafío es contar algo, con la técnica que sea. A mí me gusta pensar el arte como un puente hacia el otro, ver que esos temas que son capricho u obsesión propia tienen un reflejo y prenden en la mente y en el corazón del otro. Eso genera una charla y un encuentro”, concluyó.
 

 

 

 

 



Fuente:  29 de enero de 2018 (Eldiario/Derf)










Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus derf.com.ar | Instagram Instagram
Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados